• La predicación en las calles en el principio
  • Ambrosio Rosa | primer lugareño bautizado
  • La predicación en las calles en el principio
  • Ambrosio Rosa | primer lugareño bautizado
Anterior Siguiente

Nuestra historia

Los primeros días

A principios de la década de los años 1930, había tan solo un Testigo en Puerto Rico—el hermano John Dahlberg; tenía 70 años de edad y hablaba muy poco español.

En 1935, dos hermanas precursoras, Lillian Carr y Marie Hawkins, llegaron para compartir el mensaje mesiánico salvador de vidas con el afectuoso pueblo puertorriqueño. Aunque no dominaban bien el español, predicaron y dejaron publicaciones bíblicas por toda la isla durante más de una década.

En 1938, la hermana Hawkins dejó un folleto con cierto hombre que luego dio el folleto a su amigo Ambrosio Rosa García. El señor Rosa quedó hondamente impresionado de lo que leyó y pidió publicaciones adicionales de las oficinas de la Sociedad en Nueva York. A pesar de la oposición del clero y la policía, comenzó a compartir lo que aprendía predicando de casa y casa. El hermano Rosa predicó a Santiago Rodríguez, padre, quien se unió al hermano Rosa en la obra de predicar.

Jehová dio su bendición a los esfuerzos de estos y un pequeño grupo comenzó a reunirse. Poco después los dos hombres se dieron cuenta que debían dedicarse a Jehová y bautizarse. Puesto que no conocían de ningunos otros Testigos en Puerto Rico, el 18 de febrero de 1940 reunieron el grupo y todos fueron a un río. Allí primero Ambrosio bautizó a Santiago y luego Santiago bautizó a Ambrosio. Llegaron a ser los primeros Testigos bautizados lugareños de Puerto Rico. Poco después, el 8 de junio de 1940, se estableció la Compañía (es decir, congregación) de Arecibo de los testigos de Jehová, nuestra primera congregación en Puerto Rico.

En marzo de 1944, llegaron los primeros graduados de la Escuela de Galaad: Leo y Eunice Van Daalen; Emil el hermano de Leo, y Donald su primo.

Se celebró la primera asamblea en 1945 en el Viejo San Juan. Hubo 250 personas en asistencia. Se fundó la sucursal el 1 de abril de 1946.

En fechas recientes

En el año 2014, hubo un máximo en Puerto Rico de 26.295 publicadores y 3.308 precursores; se bautizaron 610 personas. La proporción de publicadores por cantidad de habitantes es de uno por cada 140 personas.

La predicación en las calles en el principio La predicación en las calles en el principio
En los primeros días la predicación en casas sobre pilotes En los primeros días la predicación en casas sobre pilotes